España acercándose aún más al fascismo con un corte Hitleriano de la libertad de expresión.

Nos encontramos ante un caso de masacre atroz de los derechos humanos, que no es nuevo, porque esto viene ya de atrás, pero está lo suficientemente cerca para que podamos hacer algo para evitarlo.
Ya en 2011, y en 2012, el artista catalán Pablo Hasél fue detenido por sus canciones y acusado de apología al terrorismo. En esta última detención, la policía nacional entró en su casa y requisó sus portátiles, pendrives, libros y diversas otras cosas de índole personal.

La resolución de esta detención fue la libertad condicional pendiente de juicio, y así se mantuvo esta durante este tiempo, hasta que este mes se ha anunciado la fecha del juicio para el próximo 10 de marzo.
La tan temprana fecha de juicio tras 2 años y medio esperando se debe a que, frente al apoyo popular que puede causar esta citación injusta, el gobierno busque evitar que el artista pueda realizar cualquier tipo de presión social, como el mismo comenta en el video.
Además, a esta imputación, el gobierno popular ha sumado una denuncia más con el pretexto de atacar la sede del PP y realizar amenazas contra ellos, para que en el caso de que al artista le cayesen los 2 años y medio de prisión por apología al terrorismo, que es lo que pide la fiscalía, sumarle esta otra condena y que así entrase a la cárcel, ya que al no tener antecedentes penales con esos 2 años y medio iniciales no entraría a prisión.
Todo bien explicado lo tenemos en el video a continuación.

Mucha gente se preguntará por qué en un partido de centro se da defensa a un artista que defiende una ideología extremista. Pues bien, esto ya pasa de ideologías, esto es una violación deplorable de los derechos humanos y de la libertad individual propia de un Estado Fascista que no se puede tolerar.

Si uno reflexiona un poco y oye a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal , decir frases como “Esto de los escraches es nazismo puro”, no le cabe otra idea en la cabeza que cómo definiría a esta detención, o podríamos llamar redada a un simple cantante por tener ideologías opuestas.

Que cada uno saque las conclusiones que quiera, pero si hay algo que tengo claro es que quien controla el miedo controla la población, y ¿no es acaso esto una forma de inculcar el miedo a mostrar tu ideología?

Desde el centro apoyamos totalmente a Pablo Hasél y pedimos su absolución.

Por Jose Luis López Hernández

 

Comments are closed

FACEBOOK

TWITTER

ÚLTIMOS COMENTARIOS

    POST MÁS VISTOS

    SIGUENOS

    DOMICILIO SOCIAL

    ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

    Canarias Ceuta Melilla Andalucia Castilla la Mancha Extremadura Madrid Baleares Murcia Comunidad Valenciana Cataluña Aragón La Navarra País Vasco Cantabria Asturias Castilla y León Galicia