Un 20 de suspenses y suspensos

El Ejecutivo sigue sacando dinero del arcón de las pensiones en un nuevo intento de salvaguardar su prestigio y afrontar la deuda contraída con los socios europeos. Y es que las cuentas no fallan, todo lo  contrario que los programas ficticios de quienes nada más llegar al Gobierno comenzaron a desvalijar los recursos que significan la supervivencia de las pensiones en nuestro país.

Nadie se puede creer que sin la creación de puestos de trabajo con los que aumentar la caja de las pensiones derivado de las cotizaciones el problema desaparezca de la noche a la mañana, al igual que pasará con los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio, confeccionados de manera acelerada para influir en la legislatura que se promulgue como ganadora de las Elecciones Generales del 20-D. Parece ser que la oferta de empleo promulgada por el Sr, Rajoy al comienzo de la legislatura que le otorgo la mayoría ha sido humo en el aire y la herencia que deja su mandato además de baldía, injustificadamente no cumplida a pesar del sacrificio al que ha sometido a la población española con sus recortes y austeridad insolvente.

Desde Moncloa mientras todo esto sucede se quieren tapar las deficiencias con el uso de interlocutores con la cara dura para afrontar los golpes del contrario; no es dudar de la valía o inteligencia de quienes están por debajo del máximo representante de nuestro país pero, lo ilógico supera a la realidad y esté decide tomarse el tiempo que crea necesario para debatir un programa que sin embargo, a nadie extraña sea un panfleto de lo que realmente pretende si logran movilizar un número de votantes que no se dan por exprimidos. Para el partido en el Gobierno como no podía ser menos, la culpa de está sinrazón la tienen los medios de comunicación, expertos en cambiar la noticia según le venga en provecho, en lugar de disculpar al Sr. Rajoy de su desaparición en un debate tapándole la vicepresidenta.

Motivar a sus afiliados no parece dársele demasiado bien al desprecio de los populares en su afán por debatir tan sólo con el líder de la oposición socialista; los demás parecen no existir en la opinión del PP manteniéndose a una distancia marcada por ínsulas nada comedidas y sin embargo, pueden llevarse una desagradable sorpresa en el recuento de afectos a su programa. Y es que, tan legítima es la Sra. Santamaría como cualquier otro dignatario o representante de una formación en el Gobierno, pero desde luego, es una falta de respeto y un acto de soberbia despreciar a los demás candidatos coincidentes en las elecciones a los que más bien parece, tiene un ligero problema de comunicación a la hora de tratar temas de actualidad política presumibles de salir en el debate como son la corrupción y la regeneración política tan proclive durante su legislatura y que ha acabado con frascos de tinta y acogotados titulares de prensa y programas de radio televisión desde hace tiempo.

De que hubiese sido preceptivo enviar al debate a otras vertientes políticas no tenemos ninguna duda, es obvio que el Sr. Garzón, representante de IU, que ahora pretende satisfacer la necesidad de los ciudadanos con una ideología de izquierda joven y cargada de nuevas inquietudes a través de Unidad Popular,  tendría que haber tenido un lugar en la tertulia por representar a una formación emblemática desde la Transición Española con un moderado protagonista pero, los intereses también priman a la hora de promover un acto de semejantes características y como diría aquél “mejor lo que tenemos caliente que lo aún por calentar”, o lo que es lo mismo, para que más gente cuando ya está todo el aforo completo.

Estas cosas suelen ocurrir cuando no se tiene en cuenta la diversidad política de un país acostumbrado al devenir de los populares y socialistas, con el síndrome de una izquierda en concordancia con la permisividad del  votante acostumbrado. Ahora trasciende la variedad de ideologías sin saber muy bien a que pretensión atienden, o tan sólo se valen del gran vacío de un líder sobrado de conocimientos, empatía y agradable de escuchar; más bien se vienen suscitando demagogos, habladores parlanchines sin una sinceridad plausible en su intervención bajo una imagen sospechosa y unos intereses a los que se podría tachar como siniestros.

Pero todo esto nos viene ”como anillo al dedo” pues han servido para espabilar a más de uno en su poltrona de conformismo barato y sin atender hasta ahora la disponibilidad de unos programas que de no cumplirse, deberían ser suficiente causa para desligar nuestra confianza de los que intentan ahora confundirla entre amasijos de disputas o amenazas al viento de sacar a relucir traiciones adelantadas o propuestas inherentes a una falta de prevención en sus palabras.

De momento tendremos que conformarnos con una alcaldesa como la Sra. Carmena en Madrid que pasea displicente bajo el brazo de su opositora Cifuentes, Presidenta de la Comunidad con afiliación popular. Para interpretar que con buena armonía y mirando por los ciudadanos, se pueden hacer grandes paseos a través de una democracia que tan solo quiere una intervención oportuna que le devuelva su frescura.

Publicado en:

http://www.infonortedigital.com/portada/opiniones/item/43934-un-20-de-suspenses-y-suspensos

http://www.madridactual.es/madrid-blog/espana/un-20-de-suspenses-y-suspensos

http://www.noticiasgalicia.com/index.php/tribuna-abierta/25839/un-20-de-suspenses-y-suspensos

Juan Antonio Sánchez Campos

Comments are closed

FACEBOOK

TWITTER

ÚLTIMOS COMENTARIOS

    POST MÁS VISTOS

    SIGUENOS

    DOMICILIO SOCIAL

    ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

    Canarias Ceuta Melilla Andalucia Castilla la Mancha Extremadura Madrid Baleares Murcia Comunidad Valenciana Cataluña Aragón La Navarra País Vasco Cantabria Asturias Castilla y León Galicia