REPÚBLICA O MONARQUÍA ¿DE VERDAD AHORA?

Hace ya algo más de siete años y casi de casualidad, me enteré que un buen amigo participaba en tratar de consolidar un partido político denominado El Centro. Su ideología me llamó la atención pues casi compartíamos las mismas ideas; poco tiempo después, me afilié. No tardé mucho tampoco, en verme como responsable de Madrid capital y la verdad, me fue gustando el reto, lo confieso. Aunque siempre tuve claro que no optaría por aparecer en ninguna lista de elecciones a nada simplemente, porque uno goza de tener en su trabajo su gran pasión, disfrutaba colaborando en este proyecto.

Desde entonces han pasado muchas cosas: buenas, malas, unas acertadas, otras no tanto, pero el caso es que El Centro, daba la sensación que nunca terminaba de arrancar. Nos juntamos con unos: “Movimiento a ninguna parte” o algo así se llamaban; salió mal. Ahora hace poco más de un mes, ya lo sabéis, hemos probado a trabajar justamente,  con los del otro lado y la verdad, a modo personal, la experiencia a mí no me ha resultado.

Con esto fallidos intentos, en los cuales no discuto que tuviésemos nuestra parte de culpa, por lo menos, me ha quedado una cosa bastante clara: es sacar un pie de casa y todas nuestras convicciones, ilusiones y propósitos, quedan relegados a algo que se reduce a dos palabras: afiliaciones y sumisión. Pocas veces a lo largo de mi vida he podido ver desfachatez semejante a lo que en estas “uniones” he podido presenciar. Solo interesa el número de personas que vas a poner a disposición de un desconocido/a quién, quizás por obra y gracia del Espíritu Santo o porque sea un ser superior a ti, has de permitirle que pisoteando todo tu trabajo anterior, se ponga al frente de todos nosotros. Es igual que sea canalla, absurda, tonto o ingeniero, harás lo que te mande y punto. Incluso, si se le ofrece utilizar tu sitio de trabajo, tu casa o tu tiempo libre has de aceptar sin rechistar. Piensa que en el momento de desplegar alguna de las prodigiosas estrategias políticas que, iluminados por su gran experiencia en la materia han de llevar a cabo, debes sentirte honrado de que esta, se haga en tu casa o en tus horas de trabajo; verte en la puñetera calle es un sacrificio por y para el partido del cual, debes sentirte orgulloso. Da igual que tú no les veas esa experiencia ni de lejos. Que no les veas ni tan siquiera mierda en las tripas, es igual, no se te olvide. Recuerda que tienen experiencia política y has de entender  que este mundo de los partidos políticos es así

Por tanto, no me queda más remedio que preguntarme acerca de lo que esta semana estamos haciendo. Tal y como se ha solicitado, nos debatimos en la elección de una de las cuatro alternativas que regirá el futuro de nuestro grupo. Centro, Vox, partido monárquico no sé qué o partido monárquico no sé cuántos. Creo que nadie que me conozca, dudará de mi predilección por este tipo de monarquía que ahora tenemos, antes que cualquier república; ya lo sé, pertenezco a esa especie en extinción. Pero ustedes perdonen ¿no es algo absurdo dividirnos ahora, por semejante debate? ¿No es una bobada tener que aguantar las manías de gente de otro partido con quienes solo coincidimos en pequeñas cosas? ¿Alguien ha pensado lo que supone ahora fundar otro partido en cuestión de estructura?

Al principio comentaba que El Centro parecía que no despegaba; no es del todo cierto. Durante estos años en que se daba la sensación de ser un partido muerto, se trabajaba en algo muy importante; en conoceros, en ofreceros este partido. Un partido que está muy cerca de estar preparado para participar en cualquier reto político en el que se le pretenda involucrar. Solo le falta algo, y ese algo, es la parte que nos corresponde a nosotros darle. Habéis visto ya el trabajo que entre todos hemos hecho. Hoy, dos localidades nuevas como son Burgos y Frías, han pedido también, unirse a nosotros; sumariamos sesenta y cuatro localidades. Sesenta y cuatro ciudades y pueblos donde desde hoy ya podéis empezar a trabajar de cara a las próximas elecciones municipales, europeas o a los retos en los que os gustaría participar. Tenéis mi palabra que en los próximos días hablaré directamente con el presidente nacional, para que El Centro se comprometa a acoger y apoyar toda agrupación que respetando los ideales de este partido, le llegue debidamente estructurada.

No debemos perder más tiempo. República, Monarquía, etc., tendrán que ser debate, sí pero ¿de verdad tiene que ser ahora? Creo que el sábado los resultados tendrían que reflejar el sentido de grupo, de proyecto conjunto que durante estos años hemos venido trabajando. Apelo a una gran mayoría de votos al El centro. No nos debemos dejar deslumbrar por esas tentadoras ofertas que de momento, nos obligan a traicionar nuestros propios ideales. Hemos caído, yo el primero puesto que a todo esto somos cinco o seis los únicos afiliados a ellos. Yo he decidido causar baja de Vox mañana mismo. Trabajemos en casa, en El Centro. Organicémonos, demos a este proyecto lo que le falta y salgamos a jugar. Por supuesto, nuestros resultados no serán los de otros,  pero los pocos o muchos votos que tengamos, serán un sí a nuestras convicciones, a nuestras ideas, a nuestro El Centro y no, a las tristes ganas de acceder a un puesto sea como sea.

 

 

Comments are closed

FACEBOOK

TWITTER

ÚLTIMOS COMENTARIOS

    POST MÁS VISTOS

    SIGUENOS

    DOMICILIO SOCIAL

    ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

    Canarias Ceuta Melilla Andalucia Castilla la Mancha Extremadura Madrid Baleares Murcia Comunidad Valenciana Cataluña Aragón La Navarra País Vasco Cantabria Asturias Castilla y León Galicia