Militares obligados a retirarse con 45 años: «Te echan a un contenedor y te resignas, pero no soy un anciano»

Marco Antonio Campillos llevaba más de veinte años en el Ejército cuando, el pasado noviembre, se vio obligado a abandonarlo en contra de su voluntad. Cumplidos los 45 y tras una vida de servicio en las Fuerzas Armadas, se quedó en el paro. No importaron la «vocación» ni sus «ganas de trabajar».

La de Marco Antonio, cabo primero, es la situación de muchos militares que, cumplida esta edad, se ven forzados a pasar a la reserva y cobrar una asignación mensual de 645 euros que difícilmente permite salir adelante. Todo ello a causa de la Ley de Tropas y Marinería. «Yo con 45 años no soy un anciano, estoy mejor ahora que cuando tenía 30″,  explica a Marco Antonio a 20minutos, que recalca que subsisten gracias al sueldo de su mujer.

Aprobada en 2006 y en el punto de mira de las asociaciones militares, esta ley obliga a estos profesionales a dejar las Fuerzas Armadas alcanzada esa edad y les ofrece pocas alternativas: ascender a oficiales (con una edad límite para optar), conseguir la permanencia mediante un concurso o presentarse a los cupos reservados a militares en las oposiciones de policías, Guardia Civil y algunas administraciones.

Fuente 20minutos.es

Comments are closed

FACEBOOK

TWITTER

ÚLTIMOS COMENTARIOS

    POST MÁS VISTOS

    SIGUENOS

    DOMICILIO SOCIAL

    ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

    Canarias Ceuta Melilla Andalucia Castilla la Mancha Extremadura Madrid Baleares Murcia Comunidad Valenciana Cataluña Aragón La Navarra País Vasco Cantabria Asturias Castilla y León Galicia