GENTE DE ESPAÑA

grupo-espanol

Médicos, enfermeras, personal sanitario…

Guardia Civil, Policía Nacional, Policías Municipales, Fuerzas Armadas…

Bomberos, servicios de emergencia, servicios de mantenimiento y limpieza…

Algunas ONG, las mejores, voluntarios, vecinos, gente de España.

El pueblo español, la buena gente de España, da respuesta con nobleza y gallardía a una situación de extrema gravedad. Una vez más, habiendo perdido la cuenta, se cumple el verso del Cantar del Mío Cid «¡Dios, qué buen vasallo sería si tuviera un buen señor!».

Una vez más el pueblo español ante la actitud de sus gobernantes, o más bien ante la falta de ella, saca pecho, demuestra su bonhomía y lucha. Lucha con todas sus fuerzas y sigue haciéndolo incluso cuando éstas comienzan a fallar.

Todos los días estos héroes anónimos lo dan todo… su trabajo, su experiencia, su dedicación absoluta. Y lo dan sin pedir nada a cambio, incluso cuando les niegan los elementos más básicos para su protección en el desempeño de sus labores diarias. Lo dan con abnegación, con sacrificio, con espíritu de total entrega. Y la mayoría de las veces con una sonrisa en los labios.

Lo dan todo… incluso su vida.

No es momento de buscar responsables, tiempo habrá con toda seguridad. Tampoco es momento de buscar el oportunismo político para acusar o buscar culpables en todas partes sin reconocer la responsabilidad de cada dirigente, Ministerio u organismo participante en la solución de la crisis.

No es momento de que los medios de información pierdan su imparcialidad, los que aún la mantengan, ni que dediquen sus espacios a atacar o defender una opción política, ni que algunos presentadores vayan de profetas o salvadores del mundo, buscando un protagonismo que en absoluto les corresponde.

Es el momento de la gente, no solo de los que están en primera línea de batalla, es el momento del agricultor, del ganadero, del transportista, del panadero, de la cajera del súper, del farmacéutico. En definitiva, de todos aquellos que con su trabajo hacen posible que podamos seguir luchando todos juntos con la certeza de que venceremos.

Quizá, solo quizá, nuestros políticos tomen ejemplo de lo que el noble pueblo español les pone delante de sus ojos.

Quizá, solo quizá, recuerden cuáles son sus obligaciones y su puesto en nuestra sociedad. Son servidores públicos al servicio del pueblo y no unos privilegiados que pueden hacer su voluntad sin tener que responder de sus actos.

Quizá, solo quizá, esta crisis… esta maldita crisis, sirva para que nuestros políticos aprendan la lección que les da la Gente de España.

Por José María Martín Guillén

Comments are closed

FACEBOOK

TWITTER

ÚLTIMOS COMENTARIOS

    POST MÁS VISTOS

    SIGUENOS

    DOMICILIO SOCIAL

    ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

    Canarias Ceuta Melilla Andalucia Castilla la Mancha Extremadura Madrid Baleares Murcia Comunidad Valenciana Cataluña Aragón La Navarra País Vasco Cantabria Asturias Castilla y León Galicia