Especulaciones irrealizables taponan la asunción de problemas urgentes

España necesita marcarse un rumbo en su posición como miembro de la Unión Europea más apropiado; desde su lugar en el continente debe dar un paso hacia adelante en sus convicciones para mostrar con total legitimidad una primacía abandonada. La fortaleza de la UE que ahora advierte amenazas directas con motivo del cambio de liderazgo en los EEUU es obvio que tendrá que afianzar más sus posturas, proteger sus mercados de la oleada asiática y convenir tratados internacionales con los que alimentar las empresas del continente. Ahí entra España, con la amplia proyección de sus materias primas, con la aportación indiscutible de profesionales de los diferentes sectores y con un idioma que es producto de una inmensa cultura observada desde la amplitud global de los diferentes continentes.

España no necesita ahora una desafección política provocada por unos intereses poco probables de llegar a algo, la intentona del independentismo promovida por sectores de la sociedad catalana no es presumible de llegar a nada, las leyes están para ser cumplidas, la Constitución se erige como defensora a ultranza de los derechos de la sociedad española sin distinción y que presenta en sus normas la no independencia de ninguna de sus autonomías. España es un Estado indivisible, demócrata y con una larga experiencia nada agradable de lo que significa una dictadura, una nación que necesita la conexión de sus gobiernos autonómicos para combatir los problemas que asolan nuestro sistema. El producto creado en su día  y conocido como Unión Europea es un organismo que no admite divisiones estatales, que asegura la protección de sus miembros y entiende como natural el hecho de que las diferentes sociedades integrantes dentro de un mismo Estado sean participes al unisonó de su identidad.

Así las cosas, no parece razonable que el Sr. Mas, ex President de la Generalitat Catalunya tenga como objetivo malograr el equilibrio del Estado mediante referéndum al libre albedrío de sus opiniones. La ley está en favor de todos los ciudadanos y ciudadanas de este país y esa ley conviene que la ilegalidad derrochada por Artur Mas en su intentona separatista debe de ser castigada, no es normal que un político del calibre del que salió a regañadientes de su coalición con Durán i Lleida, trate ahora de echar las culpas de su mala fe a los voluntarios que en su día le siguieron con presteza. La UE no puede ser condicionada por una autonomía que quiere volar a su aire, de un colectivo empeñado en ser más que nadie manteniendo los mismos derechos de una autonomía cualquiera que no interpreta el nacionalismo de su misma manera, no puede tratar de inducir al Gobierno Central a catalogar sus aportaciones separadas del resto o traducir en derechos lo que piden mediante imposiciones. España es algo más que una autonomía, Europa es un continente repleto de fortaleza económica que ahora sin embargo, se ha visto dañada por la crisis global, Catalunya es una pequeña porción de esta Europa, un espacio anexionado a ella mediante su ubicación dentro del territorio español y ya ha observado en más de una ocasión que ningún derecho avala un referéndum o una desconexión del Estado que la considere con plenos derechos convalidados con el organismo. Menos demagogia, menos luchas por no llegar a ningún  sitio y más uso de la ética y la honestidad política es lo que se le debería pedir a un personaje como Artur Mas, menos culpables anónimos a los que poner frente a la Justicia y más uso convenido de las atribuciones que no le corresponden.

Es oír y ver como algo anecdótico AUNQUE INDIGNANTE, el proceder del Sr. Más, una mera utopía basada en convicciones extremas cargadas de populismos, imágenes procesionales acompañando a quien sin duda, sabía lo que se traía entre manos cuando desprecio la Justicia y ahora es un mero ex President tratando de convertirse en mártir de un hecho lamentable. No podemos caer en la tentación de hacerle una mención de honor en wiki pedía más allá de sus valores pasados, sus errores futuros lo guardamos para la historia de quien quiera alguna vez recordar como anecdotario político de un personaje enloquecido intentando llevar a cabo un ideal incompatible con la Justicia y la razón democrática de un Estado como el nuestro ¿Anti catalán? No, razonablemente en mis cabales nada más ¿Antiseparatista? Sí, lograr el progreso necesario para un futuro esperanzador pasa por la unión de todos los ciudadanos y ciudadanas del Estado español?

Conformamos un Estado con una identidad propia y una legitimidad en el resto del mundo que debe de mantenerse impoluta, libre de suciedades de intereses sospechosos, consciente de su importancia y carente de escrúpulos para combatir cualquier tipo de ilegalidad de sus representantes políticos, Solo así obtendremos el respeto del resto de países, solo así tendremos la posibilidad de mantener nuestra lucha en favor de los intereses de todos los españoles y solo así, algún día, tendremos posibilidades de terminar con la lacra del siglo XXI, los desplazados, los que saltan unos muros impúdicos con cuchillas indolentes salpicadas de la sangre de quienes huyen de la muerte para encontrarse de bruces con la indignidad y el desplante. Hay muros fuera del gran rancho americano en lo que ha convertido a los EEUU el actual Presidente Donald Trump, para catalogar a esté de proteccionista con tintes fascistas primero deberíamos bajar la vista a la zona sur de nuestro país; luego, tal vez, tengamos la legitimidad suficiente para echarle en cara su mala gestión política, la que llevará a esa gran nación de la que es su líder a visualizar problemas fundamentales de crecimiento en su población, no obstante es la inmigración la que equilibra la necesidad demográfica de un país con el nacimiento de sus ciudadanos, no la edad longeva que se advierte podrá devenir de una mala previsión de factores.  El mundo se ha caracterizado por su afán de descubrir culturas nuevas, lugares remotos a los que ha llegado el hombre en busca de riqueza, menos por curiosidad, es por tanto razonable pensar que las razas, las costumbres y culturas son compatibles, al igual que las religiones o la ideología política siempre que provenga de reflexiones y procederes pacíficos. Llegará un día en el que las poblaciones de los países sean una abanico de interacciones sociales procedentes de muchos lugares del mundo, en el que nadie se sienta extranjero en su propia tierra o ciudadano con privilegios especiales venidos de otros lugares porque al fin y al cabo, todos hemos sido extranjeros en algún momento de nuestro árbol genealogi, todos hemos tenido algún conocido en otro país o un amigo de verás con el que coincidimos en unas vacaciones cualquiera. El ser humano debe ser consciente de sus limitaciones, tratar de manejar el espacio tiempo con la idea puesta en el futuro, el ayer fue tan sólo un sueño, hoy vivimos aún sin explicarnos siquiera como hemos llegado hasta aquí y mañana puede que hayamos logrado vencer los obstáculos de la xenofobia, el racismo o el ultraje al que sometemos a los que puede que ese día averigüemos sea un miembro más de nuestro árbol generacional.

La carga de desconexión con la sociedad por el contrario, si entendemos como tal la poco sugerente e irracional postura de la élite política española en el dirimir del asunto catalanista, se intensifica o aminora según optimización de situaciones venideras no previstas en los programas de las formaciones en liza dentro del Parlamento. En definitiva, si Artur sale escaldado Podemos tendrá que acallar su aprovechada alineación separatista con la que ganar votos, una consecuencia más del desaforado intento de los políticos por lograr un poder que antes despreciaban.

Juan Antonio Sánchez Campos

Publicado en: http://www.infonortedigital.com/portada/opiniones/item/54226-especulaciones-irrealizables-taponan-la-asuncion-de-problemas-urgentes

 

Cortocircuitos sociales por exceso de usuarios políticos

Al final el sentido común hizo su aparición en las filas socialistas, en un enturbiado avance hacía su vuelta al circo político muestran un evidente cambio en sus posturas para confraternizar con sus socios catalanes a los que hace apenas unas semanas les increpaban su decisión de mostrarse contrarios a la abstención con la cual el Partido Popular obtuvo el poder del Gobierno. La lógica se postula como única y necesaria a la hora de sumar esfuerzos para lograr objetivos, protagonismos a los que se habían acostumbrado y que desde la aparición de Podemos no fueron capaces de modernizar sus posturas; una vez pasarles el susto del sorpaso, nada mejor que convencer a las partes más duras del partido para recuperar el espacio en la oposición que corrió un serio peligro si la formación emergente de Pablo Iglesias hubiese sido menos parlanchina y más eficaz y precavida a la hora de pregonar sus programas, sin dar muestras de demasiada rebeldía e inconformismo populista y demagogo que hizo retrotraerse a más de un elector indignado con la derecha. Los jóvenes, los parados o los que simplemente querían cambiar la manera de hacer política en España para modernizar las estructuras y proteger la Administración de la corrupción solo tuvieron una opción sobre la mesa y esta, sin duda, pudo a la hora de elegir más la tranquilidad de una derecha experta que las voces de una neo política bulliciosa.

El Banco Santander, esa entidad cubierta de oro fuera y dentro de nuestro país ha logrado, según dicen, unos beneficios cercanos a los ochocientos millones de euros el pasado año, es decir, una cifra cercana al diez por ciento de la cantidad que tendrán que desembolsar los bancos que hayan incurrido en la mala praxis de sus cláusulas suelo; una noticia pintoresca que no deja lugar a dudas sobre los grandes y pingües beneficios de la banca, que junto a Bankinter, BBVA o La Caixa se suman a la lista de  favorecidos por la gestión del dinero. Es por tanto esta cuestión causa de indignación para aquellos clientes que son constantemente vilipendiados por las entidades, cobrándoles unas comisiones bajo la opacidad de unos contratos que no dejan lugar a la mala fe de las entidades; cuentas un, dos tres o similares que bajo la transparencia de unas comisiones no cobradas se llevan por el lado de las tarjetas de crédito lo que los usuarios dan por descontado. En definitiva, el dinero es el capital y Madrid la del Gobierno, amigo fiel y leal de sus operaciones.

Ya queda menos para tener que enfrentarnos a una máquina en cada ocasión que visitemos una sucursal bancaria, aprovisionados de nuestra Tablel o móvil tendremos que pelearnos con la virtualidad de un operario u operaria que nos hable desde cualquier call center desperdigado a lo largo del globo, pues depende en mucho de la calidad del servicio o de la inversión en mano de obra de la entidad bancaria. Las claves grabadas a buen recaudo serán un instrumento primordial para poder maniobrar en las redes, entrar en la página web de la sucursal contratada y gestionar como puedas el pago o cobro de algún servicio; ahí es donde el paro volverá a ascender, la suma de la que ahora se jacta el Presidente Rajoy será un caso difícil de acatar en los objetivos bancarios a los que no les dolerán prendas quedarse tan solo con algún empleado bajo la supervisión de las máquinas ¿En que invertirán entonces las grandes entidades bancarias que cierran sucursales, mandan a las listas del INEM a miles de trabajadores y no pagaran ni Seguros Sociales al Estado con los que dotar de fondos a las pensiones? Nos dirigimos a un terremoto tecnológico que nos desviara de una trayectoria conocida a otra dimensión dentro de unas sociedades avanzadas y para lograr sobrevivir tan sólo tenemos una batería en el teléfono y pocos datos para mantener conexión suficiente con la que transitar por las redes en busca de un billete virtual con el que tomar un refresco; los sitios wifi tendrán que ponerse las pilas, los bancos las baterías y los ayuntamientos la conectividad requerida.

Lo de las gasolineras no es un caso que debamos obviar a la ligera, ya solo queda un empleado ubicado dentro de una vitrina blindada desde la que manda ordenes al surtidor mediante el pago previo del combustible; ahí se juntan varias posibilidades a la hora de decidir cómo realizar el ingreso, tarjetas de crédito, de puntos, de reembolso inmediato o de pago aplazado, de la que te oferta el combustible a un mejor precio que la surtidora de enfrente o quién sabe, tal vez aún puedas pagarlo en metálico pero no por mucho tiempo claro, que la seguridad es lo primero y para eso, si no te roban el móvil mejor y si la conexión no se demora también. ¿No es melancolía pensar en los viajes de verano cuando al parar para repostar bebíamos de un botijo repleto de agua fresca y cristalina? Ahora compramos un Red Bull para subir los ánimos y proseguir lamiendo un helado con sabor a cualquier cosa que se nos ocurra; tan sólo atrás queda un señor sólo, metido en un habitáculo, sentado en una butaca delante de un ordenador y escuchando la música de los altavoces colocados en lugares estratégicos, ¿El resto? Esos están en el cerca del 19% de parados actuales.

A priori la empatía está en juego, resulta improbable que el saludo a primera hora de la mañana suene tan real como uno mismo, el asunto de que la voz distorsionada de un ordenador nos de los buenos días es un acontecimiento poco amable con el que resultará difícil vivir a diario. Las máquinas se diseñan para satisfacer las necesidades de las sociedades y favorecerles una calidad de vida mejor, no obstante, el ideal de un existir placentero pasa por la interacción entre los seres humanos y la convivencia de las culturas sin una señal que identifique su procedencia o un sistema tecnológico que separe lo virtual de la realidad de una vida. Manifestar incredulidad a cómo será la vida en las décadas venideras es ser coherente con lo que las nuevas tendencias nos ofrecen aunque con ciertos reparos sobre que perderemos por tal osadía, como nos enfrentaremos a problemas de la especie humana sin tener un botón que defienda nuestros sentimientos o un programa que asista nuestras demandas. No es parecer ignorante, es serlo realmente ante tamaña ofensiva de la tecnología, la creatividad de una obra escrita con un aroma a tinta, el tacto de un libro, la profundidad de una mirada o la sonrisa de alguien por quien sientes aprecio o cariño significan demasiado como para que una máquina reconstruya fiel y fehacientemente su absoluta magnitud; cuidar de pequeños detalles es conservar la maravilla de la existencia y eso no hay máquina que lo interprete.

No se sabe ya muy bien si la ley pertenece a las redes o estas son un cumulo de jurisdicciones solventes que se están haciendo con la rutina y cotidianeidad de nuestras vidas. Está pasando, la resultante de la problemática mundial por ser líderes obliga a las sociedades a ponerse al corriente en cuánto a tecnología se refiere si quieren sobrevivir en la jungla del progreso. Sin embargo el aire sigue enrarecido, la contaminación es cada vez más intensa y el oxígeno de nuestros pulmones corre peligro de extinguirse; buscar culpables ante tanta desidia de los gobiernos por cuidar la naturaleza es ser más que comedido en nuestro proceder, si tenemos en consideración que cerca del treinta por ciento de los aires contaminantes son producidos por tan solo diez empresas ¿Es el carbón el culpable de semejante traición a nuestro medio de vida? Pues creo que sí, que evidentemente una de las más insolidarias con el medio ambiente es la que después nos traslada sus imposiciones al pago como las eléctricas, para que luego digan que los beneficios de muchas de las cotizantes en Bolsa salen de una buena gestión en los recursos de sus empresas sin daños colaterales Lo cierto es que las preguntas nos asaltan por momentos ¿Qué tecnología nos hace falta para reclamar la parte que nos corresponde del aire que nos están robando?..

Juan Antonio Sánchez Campos

 

Planes burdos de redes zurcidas

Venimos de una existencia plagada de errores manifiestos, una evolución a la que posiblemente sin cometer equivocaciones, nunca hubiésemos avanzado progresivamente hasta la situación actual; los mejores hallazgos han venido de la osadía del ser humano por conseguir más beneficio personal, más autonomía en su vida y una mejor calidad en su bienestar causada por la longevidad procedente de los hallazgos en investigación y medicina.

Pero se han  quedado por el camino muchas cosas por descubrir, civilizaciones de las que aprender y culturas varadas en el olvido; unas veces por cuestiones meramente de necesidad, otras por conocimiento estricto de dar mejor calidad de vida a los que pudieran beneficiarse del hallazgo y otras, no menos importantes, alejadas de las primeras filas del conocimiento por aparecer como culturas poco apropiadas para los intereses de quienes manejaban el poder y el dinero. Desde el país originario de los mayores descubrimientos de la historia me doy por enterado de la disposición de estas culturas al aprendizaje, sabedor de lo mucho que hemos logrado pero al mismo tiempo, plenamente convencido de que se cometieron actos infames en un territorio amplio de riqueza y endeble de defensas; no podemos permitirnos que las barreras infranqueables sean protagonistas de excepción del avance de unos pocos, la diversidad y la globalización son prueba irrefutable de que desde cualquier rincón del mundo debe primar la dignidad del ser humano, muy por encima de las civilizaciones que tan sólo mueven sus hilos para conservar la ignorancia de los pueblos a los que masacran cultural, social y económicamente.

Barack Obama se va, con un carisma impropio, por infrecuente, de un presidente de la nación más poderosa del mundo que ha sabido enfatizar con la inmensa mayoría social de su país y de gran parte de la ciudadanía mundial. Saldrán casos excepcionales basados en una figura insigne de la política contemporánea que tratarán de desacreditar al personaje, aparecerán en medios de difusión sensacionalistas escenas comprometidas, reuniones privadas o decisiones poco afortunadas pero de lo que no hay lugar a dudas es de que esté señor se ha llevado el Premio Nobel de la Paz, ha convertido a la política rancia de su país en un poco más agradable y deja un gran vacío en el panorama político al que ahora se somete bajo el tutelaje de un nuevo Presidente, más fundamentalista y osado, amigo a ultranza del proteccionismo social y económico de los mercados americanos, menos moderado, poco dado a la humildad y que el próximo día 20 hará temblar las Bolsas mundiales con su locuaz presencia en las redes sociales y su enorme desfachatez a la hora de criticar a todo aquél que le parezca. El cambio no es para mejor, esperemos que las instituciones del pueblo americano sepan frenar la ofensiva de un individuo que ha venido con la idea de que puede despedir a quién le parezca por creer ser el dueño de la empresa.

Lo de la prudencia debida y exigida a un mandatario de la categoría del que rige la vida ciudadana de los EEUU se debería dar por hecho, no obstante hasta en la CIA se alarman sobre el escandaloso argumento de un Trump subido de tono, agrandado por el dinero, despectivo con las normas internacionales de convivencia y ejemplar en lo que mejor se le da, sacar `provecho de su solvencia oscura y su malsano ego; al punto de cocción, exquisito con los modos y conforme con las normas debería de estar el que promete dar a la nación un bienestar mejor, pero en lugar de ello, pretende aleccionar a las masas en la xenofobia, el machismo y la insolidaridad con los menos afortunados poniendo barreras de pensamiento en la que se dice la civilización moderna, la gran cultura del capitalismo repleta de polvorines cargados de dinamita dialéctica.

Una amenaza sobrevuela las cabezas de quienes somos integrantes de la Unión Europea y que seguramente, repercutiría negativamente en las naciones del continente sean o no integrantes del organismo, la postura tomada por la sociedad británica dando vía libre al Brexit mantiene tintes oscuros en su determinación por separarse definitivamente; como si una fuerza exterior les indujese a crear sus propios mercados, aranceles diseñados para beneplácito de su economía y fronteras cerradas a la libertad de tránsito humano en su teritorio. Es decir, quieren mantener su poderío sin dar a cambio nada, con una fuerza solvente de su divisa y la depreciación del euro en sus avances contables y sin que se les pudiese exigír nada para variar los proyectos de desconexión que sus ciudadanos eligieron. Sospechoso al menos, no podemos dejar de extrañarnos de que por la parte del futuro Presidente de los Estados Unnidos de América este se conglatule de la decisión adoptada por los ingleses, dejando muestras veraces de que el futuro de la UE es papel mojado; utilizando su expresión verbal para dirigirse a sus millones de seguidores, followers en jerga de redes y traducción aparente. Y es que la postura protectora de Donald Trump en relación a las sociedades deja mucho campo abierto a los recelos, el dólar, divisa de primacía durante siglos llego a posiciones endebles en relación a la moneda europea y esto seguramente, no gustó demasiado a sus empresas y por ende, a los intereses de su país; es entonces creíble que la dimensión del capital estadounidense a los ojos de su líder sea la de acabar cuánto antes con la fortaleza de la UE para así volver a reinar en los mercados internacionales al lado de su amigo de conveniencia asiático China. Sí para lograrlo debe de enemistarse con más de un presidente europeo, criticando su mandato o posicionándose del lado de los más duros con el avance migratorio pues, nada mejor que enfrentarlos entre ellos para salir airoso, fortalecido y rebosante de éxito en sus perfiles.

Digamos que Europa está amenazada por la inquietud de los extremismos ideológicos, ahogada en una crisis a punto de darnos respiro si la élite política europea sabe jugar sus cartas , corre el peligro de dejarse caer en la instrumentación de mercados a los que tratan los menos comprometidos con el organismo del viejo continente; digamos, sin dejar de poner por delante la presunción, que la estrategia del “Tío Sam”, viene de un pacto con las potencias mundiales con las que mantiene un inmenso negocio mercantil y que la UE le frena la repercusión económica que ansía y digamos que ofender al país más poderoso de Europa, Alemania, tachando de errores a su gobierno en relación a los desplazados, es consecuencia de una estratagema creada para lograr ascender posiciones ventajistas a su moneda. Entonces, cuándo los resultados de las próximas encuestas den margen a los diferentes países de la Eurozona, habrá que tomar buena nota de quién sale ganador en las listas, el programa a llevar a la mesa de diálogo de la Comisión Europea y las ventajas o desventajas que menospreciar un organismo creado para protegernos del poder hegemóníco de otros continentes caiga en saco roto. Aquí no estamos jugando a la Play-Station, ni es un juego de Trivial de cual es el equipo ganador de más capital, es el progreso de Europa el que esta en juego, la libertad de movimientos de los ciudadanos y el mantenimiento de derechos a todas las sociedades involucradas.  Creo que el Sr. Trump se esta columpiando demasiado en una ofensiva por querer aglutinar en dos días lo que a los europeos nos ha costado décadas; algunos dirán que lo de la OTAN fue un error y lo respeto, otros dirán que no tenemos nada que hacer contra la fuerza del capital americano pero sin duda, caer en las redes de una trama política urdida desde el comienzo es ser poco previsores a la hora de dirimir entre lo que es éticamente improbable y lo que podríamos definir como previsible.

Publicado en:

http://www.noticiasgalicia.com/index.php/tribuna-abierta/35167/planes-burdos-de-redes-zurcidas

http://www.infonortedigital.com/portada/opiniones/item/53673-planes-burdos-de-redes-zurcidas

Juan Antonio Sánchez Campos

Las pausas no siempre son buenas

euribor-pacto-psoe-pp-jrmora

Como si nada hubiese pasado, es decir, como si de una pesadilla se tratase, el actual máximo representante del Partido Socialista, Javier Fernández, aboga por el patriotismo de su formación en las pasadas elecciones generales que fue indispensable para que el Partido Popular accediese a una segunda legislatura. Lo del patriotismo me resulta exageradamente innecesario ante tamaña cuestión, nada es susceptible de pasar por necesario cuando la situación  así lo exige y en este caso, lo más alejado de esa supuesta integridad con el Estado no creo signifique demasiado a todos los que esperaban un gobierno de izquierdas con el que poder restablecer la igualdad de clases sociales, la idoneidad de vida perdida y el rebrote del mercado laboral, además de proteger con todas las fuerzas que nos aporta la Constitución y nos da la democracia las pensiones. Nadie puede hoy en día creerse que por encima del bien del pueblo español pesa el estadista, que vale más la credibilidad de una película política mal rodada que la veracidad de las penurias que en la actualidad sufre la mayoría de los ciudadanos atrapados en una brecha insostenible de recursos desprovista. Recuperar el socialismo es difícil, se ha vuelto una malgama de causas partidistas y personales, la credibilidad está ya demasiado perdida en una nube de incompatibilidades reinante desde finales del pasado año, pero nos queda esperar que la izquierda esté por encima de toda está indisciplina política a la que la actual gestora socialista apela y de eso, no me cabe duda alguna que no podrán esperar muchos aliados a una causa que se quedó varada por el mal ejercicio de su ideología.

Intentando mejorar su escasa popularidad los barones socialistas, con la cierta indiferencia de la baronesa andaluza Susana Díaz, entablan sus dimes y diretes en una mesa escasa de repercusión militante en la que bajo supuestas deferencias personales, alientan a una figura insigne del partido a presentar su candidatura como futuro Secretario General de la formación. En estas, el que fuese lendakari vasco con la ayuda de los populares, ex máximo dirigente socialista en el País Vasco y una figura de renombre dentro de la vida política española e internacional, a la que se sumo su corto periplo como Presidente del Congreso, buscan el asalto a su antigua presencia en la oposición barajando posibilidades basadas en una nueva manera de ver el socialismo. Se han dado cuenta ahora de que la conformidad con sus aliados en el bipartidismo no les valió para quedar apartados de las primeras filas de un Gobierno manejado con cara dura por sus contrincantes, no supieron sacarle el partido a la corrupción, a pesar de haber estado ellos mismos dentro de una investigación ciertamente paralela en cuanto de mala fe se dispone, se congratularon de una abstención insultante a sus militantes y adeptos, colocaron barreras a los diseños de la formación morada sin intentar dialogar de manera democrática hasta lograr un acuerdo tácito y veraz y ahora, a la vista de que la situación no es lo más amable para sus intereses, tratan de acelerar el ritmo de un Congreso al que añadir una figura que resalte sobre las demás. Lo de Pedro Sánchez es hasta cierto punto aceptable, fue un conductor temerario que acabó como un mediocre metido a suicida político, lo de la Sra. Díaz es un ego del que no tengo nada más que añadir pero lo de Patxi López puede significar un acierto notable si este, con buen talante, toma iniciativas recomendables que estudien fehacientemente sus estatutos de formación y que mueva la esperanza ciudadana con una izquierda progresista, nada fundamentalista y exigua a los deseos del independentismo, aunque no por ello negar la palabra o el intento de que se den de bruces los nacionalistas con la realidad más certera, nada somos si nos separamos, estando unidos aun somos débiles pero si las desconexiones son la creencia de que saldremos adelante a trozos de terreno viciado de predominios partidistas no nos salvará nadie de caer en la osadía de sabernos superiores siendo tan sólo un país vencido por la falta de sentido común reinante en nuestra actual clase política.

http://www.diariobahiadecadiz.com/noticias/cartas-al-director/las-pausas-siempre-son-buenas/http://www.noticiasgalicia.com/index.php/tribuna-abierta/35099/las-pausas-no-siempre-son-buenas

Publicado en:

http://www.diariobahiadecadiz.com/noticias/cartas-al-director/las-pausas-siempre-son-buenas/http://www.noticiasgalicia.com/index.php/tribuna-abierta/35099/las-pausas-no-siempre-son-buenas

Juan Antonio Sánchez Campos

Donald Trump será el huésped de la Casa Blanca

trampDonald Trump, el candidato electo americano y que pronto será el huésped de la Casa Blanca, por mucho que a su querida esposa Melania no le guste demasiado “vivir en pequeñas casas”, va dando puntadas a cada ocasión que se le presenta, un mensaje con duras críticas al revolucionario cubano fallecido y un serio aviso a su hermano Raúl, predecesor de sus ideas por más mesurado que pretenda hacer ver fuera de sus fronteras, en esas condiciones actuales el que ya es máximo mandatario de los Estados Unidos da un puñetazo en la mesa a favor del derecho fundamental de los cubanos, el avance hacía una sociedad hasta ahora apocada, varada en las medidas de un régimen poco consecuente con la diversidad y pluralidad de ideas dentro del país. Fidel ha fallecido, Raúl es Presidente pero la llave del avance la tiene Trump en las manos, sin una política que mire hacia adelante y un programa que evidencie medidas de avance a los cubanos y cubanas frenados por el “régimen de los Castro” esté cerrará el grifo abierto con anterioridad por su homólogo en La Habana y por su antecesor en Washington.

Tal vez ese marxismo leninismo, esa socialdemocracia o esa derecha conservadora sean menos dañinos que una ultra ideología venida de cualquiera de las partes, la vulneración de derechos es la clave para manejar ilegítimamente la política de un país, los valores sociales deben prevalecer siempre si queremos considerarnos integrantes de una democracia aparentemente progresista y avanzada; caer en la discriminación de partidos es hacer mal uso de las armas democráticas, tratar de manejar con mano dura a una sociedad que ya tuvo bastante con la dictadura pasada es hacer mal uso de un momento histórico, dejando tintes de supremacía dictatoriales en lugar de una apreciable y ejemplar enseñanza encomendada a servir de sustento de los valores sociales futuros.

No puede un país tapar sus vergüenzas o instaurar un toque de queda al progreso, la tapia del desconocimiento de las nuevas tecnologías, de la cultura o las normas sociales deben salir fuera de las fronteras, la interculturalidad es un arma eficaz de progreso, la instauración de normas que acoten cualquier tipo de renovación social a un país podríamos considerarlo una cadena que maniata la sociedad de ese país, que la hace esclava de unos deseos que no son lo que ella necesita y que ahoga las esperanzas de un crecimiento sostenido en el tiempo, de un manejo de los mercados y una escalada provechosa de recursos económicos con los que satisfacer a los colectivos, que deshará las fisuras de la desigualdad social y que atraerá progreso a las familias y riqueza a los gobiernos.

Que la responsabilidad de un partido político infectado de corrupción se salde en las urnas no se lo cree nadie, esas manifestaciones que he tenido que oír del ministro de Justicia, Rafael Catalá, me dejan absorto; unas palabras con las que quiere hacer coincidir plenamente a los ciudadanos y ciudadanas, dejando el campo libre para que todos los que a partir de ahora aparezcan como involucrados o involucradas en las listas de “investigados”, no aparezcan como carnaza judicial en los compromisos que el PP ha vuelto a adquirir, digo lo de a vuelto porque la política será la misma,

Estamos confeccionando con retales de sufrimiento un mundo peor cada día, las guerras asolan territorios devastados por los bombardeos, los niños sufren en muchos lugares del Planeta por culpa de las ansias de poder de los mayores y el capitalismo protege con murallas de dinero su complacencia con estos sucesos. Nada es permisible en un mundo avanzado de que esté pueda resultar anegado por la sangre inocente de los que huyen desnudos de recursos y repletos de dignidad en busca de un futuro mejor para ellos y los suyos; ante esta barbarie humana los gobiernos occidentales se muestran complacidos inyectándoles monedas a gobiernos periféricos para que frenen la llegada de inmigrantes a un continente europeo que comienza a dar muestras evidentes de flaqueza ante el complejo repunte de las naciones asiáticas o unos EEUU expectantes, como el resto del mundo, sobre lo que su nuevo Presidente será capaz de inducir o insuflar según dependa, a las economías mundiales.

Estamos destrozando el mundo, los altos niveles de polución nos convierten en hacedores de desechos a la naturaleza, al aire que respiramos y a la flora o fauna de la que el ser humano se alimenta desde comienzos de su existencia. Además, sin tratar de con ello mencionar la muerte demasiado, estamos acabando con las especies autóctonas, los animales, vertebrados, invertebrados, marinos, terrestres o de cualquier especie, comienzan a mutar según sus genes o las mezcolanzas de ellos se vienen mostrando y las epidemias ya no están alejadas de los países desarrollados, son más proclives a manifestarse en cualquiera de nosotros que tenga la mala suerte de que un bichito le pique, de esos que vienen en las maletas, coches o aires de otros lugares de la Tierra y que las farmacéuticas con todo el oro del mundo metido en sus arcones, no quiera sacar antes de que la situación lo requiera un antídoto adecuado; mejor sus objetivos que la situación diría yo, para acabar en un plis con el problema. Se nos esta haciendo tarde para tratar de proteger la inmensidad de nuestro espacio natural, la grandeza de nuestro aire, la excelencia de nuestro agua y el sabor de nuestros productos y materias primas, pasa porque los programas de prevención de todos los países no demoren más el cuidado del planeta por atender tan solo a su causa y posponen para otro mejor momento las inversiones adecuadas en recursos naturales, en energías renovables y en programas de protección convenientes a la extrema necesidad del momento.

Juan Antonio Sánchez Campos

Page 3 of 20«123456»1020...Last »

FACEBOOK

TWITTER

ÚLTIMOS COMENTARIOS

    POST MÁS VISTOS

    SIGUENOS

    DOMICILIO SOCIAL

    ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

    Canarias Ceuta Melilla Andalucia Castilla la Mancha Extremadura Madrid Baleares Murcia Comunidad Valenciana Cataluña Aragón La Navarra País Vasco Cantabria Asturias Castilla y León Galicia